Autopromoción de viviendas ecoeficientes

Publicada en Publicada en Autopromoción, blog

glass-318497_1280

Nuestra siguiente entrada en el blog está destinada a orientar a las personas que están planteándose promover su propia vivienda, intentar esclarecer sus posibles dudas y animarlas a optar por esta opción, la vivienda eficiente y sostenible, que les permitirá lograr su sueño de vivir en una casa en la que los espacios se adapten a sus necesidades actuales y futuras, apostando por un diseño eficiente y sostenible con el que conseguirán invertir en una vivienda de calidad, con el máximo confort, en la que cumplir sus proyectos y los de su familia.

¿POR QUÉ OPTAR POR LA AUTOPROMOCIÓN?
La respuesta es clara. Tienes la posibilidad de decidir cómo quieres vivir. Autopromover te da la opción de invertir directamente en confort apostando por la eficiencia y la sostenibilidad en tu propia vivienda.
El conseguir el confort en tu hogar, que los espacios y estancias de tu casa se adecúen a tus necesidades, el lograr un diseño personalizado que se adapte a ti y el tener el poder de decisión y controlar en dónde está invertido tu dinero son las principales ventajas del que opta por promover asumiendo el reto que supone participar en todas las decisiones que conlleva construir tu propia vivienda.
La autopromoción te abre la posibilidad de optar por una casa eficiente y sostenible. En el mercado existente son pocas las promociones que hay en España que aportan estas características diferenciadoras. Una vivienda diseñada bajo parámetros de eficiencia y sostenibilidad te permitirá disfrutar de ella sin malgastar la energía que necesites para lograr las condiciones de confort.
El desconocimiento del camino a seguir y los pasos a dar suelen derivar en la opción de muchos por compra de una de las muchas viviendas que hay en el mercado. Hay que valorar su posible inmediata adquisición pero también la necesidad de adaptarnos a algo existente o que necesitemos obras de mejora, pues siempre cabe la posibilidad de intentar lograr sacar el máximo partido a algo existente, pero hay una característica, el confort logrado por medio de un diseño eficiente que difícilmente una vivienda existente nos va a proporcionar. En próximas entradas de este blog trataremos de desgranar paso por paso todo el proceso con el fin de disipar las posibles dudas que puedan tener los futuros autopromotores.
Por otra parte está la cuestión económica de si es o no más barato autopromover o comprar a un promotor una vivienda. Tras reflexionar mucho sobre esta cuestión, con el conocimiento de que no respondo a la pregunta y tras la experiencia de construir nuestra propia vivienda he llegado a la conclusión de que para mí, lo importante es valorar en qué invertir el presupuesto con el que se cuenta y analizar lo que obtenemos dando prioridad a la calidad del producto obtenido.
En nuestro caso, con el bagaje y experiencia de haber colaborado en otros despachos de arquitectos y tras desarrollar y participar en proyectos de investigación relacionados con la eficiencia energética y la sostenibilidad en edificios sabíamos que o invertíamos en una nueva construcción, en nuestra propia vivienda, o difícilmente conseguiríamos nuestro objetivo. Además no solo queríamos que fuese nuestra vivienda sino que también nuestro lugar de trabajo y como un producto para mostrar a futuros clientes que demanden edificios ecoeficientes, lo queríamos convertir en nuestro escaparate y un piloto donde experimentar estrategias de ahorro energético a través de la monitorización de parámetros ambientales tanto meteorológicos como del interior de la vivienda.
El anticiparnos a los requerimientos futuros que progresivamente se irán marcando por normativa nos ha dado una visión muy cercana de los problemas, los puntos claves y una valiosa experiencia a la hora de afrontar y resolver cuestiones para futuros clientes ya que se abordan temas que no son habituales en el panorama actual.
Los parámetros de construcción están en constante actualización y revisión para poder adaptarse al cumplimiento de las directrices europeas que exigirá a partir del 31 de diciembre de 2018 que todas las construcciones públicas (y dos años después el resto de nuevos edificios) tengan “un consumo de energía casi nulo” (Directiva 2010/31/UE). Estos cambios implican continuas mejoras que se van imponiendo progresivamente por normativa. De hecho a partir de marzo de 2014 ya se impone por normativa en las nuevas edificaciones, al amparo del cumplimiento de la nueva HE, una demanda máxima de energía y una limitación en el consumo de energía primaria no renovable para calefacción, refrigeración y A.C.S. en función de la zona climática.
La calificación energética es a fecha de hoy un primer indicador, pero no es éste el único aspecto determinante de su sostenibilidad. A la valoración energética se deben sumar otros parámetros a evaluar y que inciden directamente en la sostenibilidad. La elección del solar, su ubicación, proximidad a los servicios y su valor ecológico, la adopción de buenas prácticas en la gestión de la propia obra para la minimización de producción reducción de residuos y posibles focos de contaminación que genere el edificio, las estrategias encaminadas al ahorro de agua potable, así como la evaluación de los materiales empleados influyen en el nivel alcanzado de sostenibilidad.

VV_20120321_111447
Muros de contención con piedra de la excavación

¿QUÉ SOBRECOSTE PUEDE SUPONER ESTE TIPO DE CONSTRUCCIÓN MEJORADA CON RESPECTO A UNA CONSTRUCCIÓN CONVENCIONAL?
Para responder a esta pregunta podríamos dividir las medidas adoptadas en dos grupos y no olvidaremos que las inversiones costeadas a priori se van amortizando a lo largo de los años sucesivos pero tiene una repercusión inmediata en los parámetros de confort.
Respecto a la aplicación de estrategias pasivas, algunas de las medidas adoptadas son gratuitas, por ejemplo en lo que se refiere a adoptar un diseño acorde a las condiciones climáticas locales aprovechando las circunstancias positivas y minorando las influencias negativas. Una buena orientación y distribución de espacios para disfrutar de una buena iluminación natural y el estudio de la ventilación natural de la vivienda influyen en la fase de diseño y proyecto pero no en el coste de la construcción.
El invertir en mejoras de aislamiento térmico y capacidades de inercia térmica de los materiales que conformen la envolvente no supone un incremento significativo en comparación con el total de la inversión realizada y es una apuesta segura si se ejecuta bien para lograr el confort en la vivienda y ahorrará a la larga mucho dinero en facturas al usuario.

VV_20120731_113203_SGb
Fábrica de bloques de hormigón aligerado

 

VV_20121220_144142
Aislante de lana de roca en fachadas

Las estrategias activas, es decir, las instalaciones de la vivienda necesarias para lograr el confort exigido sí que pueden suponer un mayor desembolso a priori, pero hay dos circunstancias que minimizarán estos efectos. Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea la apuesta por estrategias pasivas, menor será la demanda, más reducidos serán los consumos y por tanto los equipos a instalar serán de menor potencia. Además, progresivamente se irá compensando la inversión en las instalaciones ya que son equipos de alta eficiencia que reducirán las facturas de energía y a lo largo de todo el periodo de uso de la vivienda.

VV_20121210_120743_SGb
Suelo radiante refrescante

Volviendo a nuestro caso, en Villa Vera se pueden cifrar los ahorros según el programa de cálculo de certificación energética Calener en el 90% de energía final con respecto al edificio referencia, de energía primaria el 77% y de reducción de emisiones de CO2 es del 75%. Pensamos que no es tan exagerada la reducción ya que ese edificio de referencia es muy básico y ahora dudamos que se proyecte un edificio así. Sería más lógico pensar que el ahorro energético en climatización es del 40-50%. También creemos que se deberían tener en cuenta otros ahorros como el de la iluminación y el agua. Al aprovechar el agua pluvial para cisternas y la utilización de dispositivos de ahorro de agua, podemos conseguir ahorro del 55-65% de agua potable.

¿QUÉ ASPECTOS SON CLAVE PARA LOGRAR NUESTRO OBJETIVO DE VIVIENDA EFICIENTE Y SOSTENIBLE?
Un buen diseño y una buena ejecución material en la que hay que destacar tanto los materiales como su puesta en obra.
Fundamental también una exhaustiva supervisión en la fase de ejecución por parte de los técnicos permite garantizar que los valores obtenidos en el proyecto se consigan en el edificio ejecutado. Hay que tener en cuenta que no estamos ante un tipo de construcción muy habitual y los gremios que participan en la construcción no están habituados a cumplir estos niveles tan altos de exigencia.
En el caso concreto de Villa Vera la empresa Saint Gobain ha tenido una importante participación y un alto grado de colaboración y se ha optado por materiales y soluciones que el grupo estaba desarrollando, algunas de ellas novedosas en el mercado, para responder a las exigencias del tipo de construcción. Las excelentes prestaciones de los materiales suponen respuestas no sólo favorables térmicamente sino también altas prestaciones relacionadas con la acústica que aportan nuevos valores a la construcción y proporcionan un alto grado de confort.